fbpx

Cambio democrático con rumbo en Sinaloa

Por Carlos Noé Cota

Uno de los signos que rigen y que mueven a una sociedad como la nuestra, es el cambio democrático con rumbo y responsabilidad. Un cambio profundo que ayude a seguir con la esperanza de que el mañana será mejor en todos los sentidos, un Cambio político que obligue a generar intensos cambios sociales, tecnológicos y culturales, permitiendo con ello oxigenar viejas estructuras políticas que no fueron capaces de dar calidad de vida en materia de salud, educación, bienestar familiar, seguridad, empleo y crecimiento económico estabilizador.

La alianza conformada por PRI, PAN y PRD, no logró su objetivo, electoralmente hablando, ante la falta de liderazgos fuertes, confiables y congruentes. Ahora tendrán que esperar otra oportunidad en el 2024 para tratar de recuperar la confianza que perdieron como gobierno.

RUBÉN ROCHA MOYA ganó la gubernatura de manera holgada sobre su más cercano competidor. La ciudadanía agradeció el esfuerzo de cada uno de los registrados en las boletas electorales, pero no los contrató, por no cumplir con las expectativas que la mayoría de la sociedad buscaba. Una sociedad hambrienta de justicia social, que exige cambios en formas y estilos de gobernar.

MARIO ZAMORA, en forma civilizada reconoció su derrota y prepara maletas para retornar al Senado de la República. El resto de los competidores tienen el tiempo suficiente para reflexionar y valorar lo que realmente quiere la sociedad, que al final es la que decide quién se queda y quién se va.

RUBÉN ROCHA MOYA, tiene suficientes elementos a favor para lograr la 4T en la entidad y la oportunidad de realizar uno de los mejores gobiernos de los últimos tiempos; el bono democrático de ROCHA MOYA es alto y le da para su primer año de gobierno, tiempo suficiente para pintar huella y levantar el vuelo. La mayoría de la sociedad le dio su voto de confianza para impulsar a Sinaloa a mejor desarrollo; tendrá de aliados a un gran número de diputados locales que como mayoría podrían impulsar cambios de fondo en presupuestos y políticas públicas de gran calado.

El municipio de Culiacán, sede de los tres poderes, es gobernada por la marca que tendrá el poder por seis años de gobierno. Mientras que la mayoría de los municipios de la entidad serán gobernados por el partido que formó y cobijó al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

En la UAS, ROCHA MOYA tiene respeto y reconocimiento académico, por lo que en su administración seguramente tendrá el apoyo del rector JESÚS MADUEÑA. En cuanto a los partidos políticos, el PRI quedó convertido en cenizas, sin apoyos federales, estatales o municipales, querrá esparcirse pero la falta de recursos económicos lo limitará; el PAN tiene la oportunidad de emerger de sus cenizas, como el ave fénix, pero para lograrlo tendrá que mandar señales de que es menos corrupto que su socio electoral, también tendrá que inyectarse de sangre joven renovando sus dirigencias y oxigenándose en lo político.

El sur del estado será blindado en lo político con el alcalde LUIS GUILLERMO BENITEZ, quién logró su reelección en el municipio de Mazatlán, por lo que ya pagó su novatez y no perderá tiempo en aprender a gobernar un municipio de vital importancia en materia política y económica como es Mazatlán, sin embargo, tendrá que hacer a un lado sus ambiciones personales y ser apoyo del próximo gobernador; Guasave, corazón agrícola de la entidad y cuna de grandes hombres y mujeres que han trascendido en lo político y social, estará en buenas manos con el arribo a la alcaldía de MARTÍN AHUMADA.

La zona norte es de vital importancia para el desarrollo económico del Estado, por su desarrollo agrícola, producción de granos, centros acuícolas, pesca y el puerto de Topolobampo que por sus atractivos es orgullo nacional. El municipio de El Fuerte tendrá como alcalde a GILDARDO LEYVA, quien tendrá que hacerla de cirujano para curar las heridas que dejó la campaña electoral y gobernar para todos por igual. En el municipio de Ahome, se debe reflexionar sobre lo sucedido, respetar la decisión de la sociedad, buscar la paz y dejar los resultados en manos de las autoridades electorales.

La democracia debe ser la vía para lograr participación y cooperación de la sociedad a quien se quiere gobernar. En ella va la renovación institucional de nuestra vida política, la impartición de justicia, la seguridad ciudadana, la conservación de los mecanismos de participación y organización social tanto en el campo de la información, educación, cultura y unidad de la población.

Profundizar la democratización de nuestra vida política supone el respeto irrestricto al sufragio libremente emitido y aceptar sin cortapisas la voluntad de los electores. Las elecciones se ganan convenciendo al pueblo y dando respuestas puntuales a sus demandas, no con gritos ni sombrerazos.

Los sinaloenses con su voto ya decidieron y se debe acatar su voluntad. Sinaloa decidió y puso en manos de RUBÉN ROCHA MOYA la conducción del Estado, y para lograr buenos resultados de gobierno requiere el apoyo de todos.

Por el bien de la democracia, por el bien del pueblo de Ahome y por el bien de instituciones como el IEES, se deben respeten los resultados que marcarán el triunfo de quien será el próximo alcalde del municipio de Ahome.

Read Previous

Continuará programa de uniformes y útiles escolares, en breve saldrá convocatoria

Read Next

Suman más paquetes a recuento, va al 50%: CME Ahome